Nadie es profeta en su tierra: A propósito del legado de Garzón

November 6, 2011
By

Baltasar Garzón in New York City, 14 May 2011. Photo Richard Bermack

(English text here.) Durante las últimas dos semanas del mes de octubre, han estado muy a la vista las amplias y profundas contribuciones del Juez español Baltasar Garzón a la promoción de la justicia y de los derechos humanos.  Aunque los titulares y los “sound-bytes” que nos llegan de lugares tan alejados como Argentina, Libia y España no siempre lo reconozcan explícitamente, la mano de Garzón en una reciente serie de acontecimientos trascendentales la puede percibir cualquier persona que ha seguido su carrera durante los últimos 15 años.

Valencia, España, 18 de octubre de 2011

Camps en el banquillo por sobornos, pero después de las elecciones

Se ha fijado la fecha (12 de diciembre) para la apertura del proceso contra el antiguo Presidente de la Comunidad Autónoma de Valencia, Francisco Camps, acusado de sobornos.  Para muchos, el caso Camps no es más que la punta de todo un iceberg de corrupción, que ha salpicado a muchos militantes del Partido Popular.  La trama conocida como Gurtel fue descubierta gracias a las investigaciones del Juez Magistrado Baltasar Garzón.

País Vasco, España, 20 de octubre de 2011

ETA abandona las armas

“Después de más de cuarenta años de lucha armada por la independencia en el País Vasco en España y Francia, este jueves el grupo separatista ETA ha declarado de forma unilateral el final de su campaña de bombas y asesinatos, diciendo que quería ‘aprovechar una oportunidad histórica para alcanzar una resolución justa y democrática a un arraigado conflicto político’” (New York Times).

Todos los expertos en el conflicto vasco reconocen que el acercamiento innovador de Garzón al problema de la violencia terrorista en el País Vasco ha jugado un papel importante en el debilitamiento de ETA a lo largo de los últimos quince años.  Con una aproximación que recuerda la de Eliot Ness en este país, cuando combatió el crimen organizado durante la Prohibición, Garzón cambió el enfoque de la lucha contra ETA, viéndola menos como una campaña política o militar, y más como una investigación judicial y fiscal, de la infraestructura –el entorno—de la organización terrorista.

Libia, 24 de octubre de 2011

Dictador libio Muammar el Qaddafi asesinado

La investigación, orden de detención y petición de extradación de Quaddafi, realizadas por el Tribunal Criminal Internacional en La Haya redujeron la movilidad del dictador libio durante los últimos meses, lo cual sin duda ha contribuído a la caída del Coronel.  Como Consejero Especial al TCI, y junto a su colega de la Audiencia Nacional, la fiscal Dolores Delgado,  Baltasar Garzón participó en la construcción del caso contra Qaddafi.

Ciudad Real, Castilla-La Mancha, España, 27 de octubre, 2011

La Guardia Civil y la Jueza visitan una fosa común en Chillón” (Europa Press)

Según la legislación española, cada vez que se encuentran restos humanos con signos de violencia, es el deber de la policía y de la justicia comparecer a la escena del descubrimiento, para tomar declaraciones y preparar un informe.  Según la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica, que ha exhumado a centenares de víctimas de la represión franquista, muy rara vez cumplen sus deberes las autoridades policiales y judiciales.   En la gran mayoría de los casos, si parece tratarse de víctimas de la represión franquista, la policía y los tribunales han incumplido sus responsabilidades profesionales.

La valiente postura del Juez Garzón ante los crímenes franquistas, los derechos de las víctimas, y el tema de la competencia o jurisdicción –postura que le ha costado la persecución a manos de sus colegas en la Justicia española—sin duda ha jugado un papel importante a la hora de motivar a policías y jueces –como los de Ciudad Real—a cumplir con sus obligaciones profesionales y a acudir a las fosas.

Argentina, 28 de octubre de 2011

“12 reciben cadena perpetua por crímenes cometidos durante la dictadura”

“Alfredo Astiz y otros once oficiales militares y policiales han sido sentenciados a cadena perpetua, por crímenes perpetrados durante la dictadura militar (1976-1983), anunció un tribunal el miércoles” (New York Times).

En repetidas ocasiones, el gobierno argentino y la sociedad civil argentina han expresado su agradecimiento al Juez Garzón, por sus esfuerzos concienzudos e incansables por aplicar la justicia a los criminales de guerra argentinos, pese a las leyes de amnistía, y a la supuesta prescripción de los delitos.  En 1997, Garzón ordenó la detención y extraditación de 45 oficiales militares argentinos, entre ellos Astiz, acusándoles de genocidio y de terrorismo de estado.

Pues Garzón también ha estado en los titulares españoles estos últimos días; pero no por las razones que uno esperaría.  Por difícil que sea de creer fuera de España, Garzón está en los titulares esta semana porque el Tribunal Supremo de España ha anunciado para el 29 de noviembre la apertura del juicio contra Garzón –supuestamente por haber interceptado ilegalmente conversaciones telefónicas durante su investigación de la corrupción en Valencia y en Madrid.  Es decir, Garzón, por su forma de llevar a cabo la investigación, se sentará en el banquillo antes que ninguno de los acusados de una de las tramas de corrupción más grandes de la historia del país.  Y además, todo parece indicar que pronto el Tribunal Supremo anunciará la apertura de otro juicio contra Garzón, esta vez acusado de “prevaricación” al realizar una investigación de los crímenes contra la humanidad cometidos por el régimen franquista.  O sea:  Garzón será la primera persona en la historia que se siente en el banquillo por algo relacionado a las atrocidades cometidas por Franco y su régimen:  ¡por haber osado a investigarlas!  Parece una broma macabra de Halloween.  Mientras que en todo el mundo los defensores de los derechos humanos y del estado de derecho celebran una serie de acontecimientos trascendentales en los que han sido fundamentales las contribuciones del Juez Garzón, la Justicia Española se prepara a enjuiciarlo por algunas de esas mismas aportaciones.  Nunca ha sido más apropiado el viejo y triste refrán:  “Nadie es profeta en su tierra.” (English text here.)

Post-data, 7 de noviembre

El Ministro de Justicia confesó hoy que la situación de Garzón “es muy difícil” explicar fuera de España “dada su “hoja de servicios en defensa de los derechos y las libertades” y en su “lucha contra el terrorismo”. Caamaño hizo el comentario el día en que Garzón recibió otro reconocimiento internacional de su valor: según informa El País, “ha tomado posesión esta mañana como nuevo miembro del Comité Europeo de Prevención contra la Tortura, cargo para el que fue elegido el pasado mes de julio por el Comité de Ministros del Consejo de Europa.”  Otro eslabón en la ya larga cadena de puestos y premios internacionales que reconocen las contribuciones extraordinarias del Juez suspendido:  Tribunal Penal Internacional, Organización de Estados Americanos, Premio Puffin-ALBA, y un larguísimo “etcétera…”

Share

Leave a Comment